Cebolla granulada

La cebolla granulada es una de las formas en las que podemos encontrar este vegetal para usarlo en la cocina. Se trata de cebolla deshidratada presentada en forma de granos o escamas tras triturarse sin llegar a ser polvo.

El sabor de la cebolla granulada es exactamente el mismo que el del producto fresco, así como el olor y sus propiedades. Es un producto natural.

0,75 € IVA incluido

Descripción

La cebolla granulada es, sin duda, una de las mejores formas de encontrar este vegetal para uso culinario. Se trata de un condimento que conserva perfectamente todo el aroma y el sabor de la cebolla pero que, además, su presentación es mucho más atractiva que el de la verdura fresca, dando un toque de nivel a los platos.

Este condimento es 100% natural, ya que es, simplemente la cebolla deshidratada y triturada. Una vez se ha triturado, la cebolla granulada se presenta en escamas pequeñas. Si estás pensando en comprar cebolla granulada, en nuestra tienda online dispones de la mejor selección.

¿Qué es la cebolla granulada?

La cebolla granulada es el resultado del secado de los bulbos de la cebolla, triturarlos y deshidratarlos. Se trata de una de las múltiples formas que existen de comercializar este vegetal, siendo probablemente ésta, la que mejor conserva todo el potencial de la cebolla durante más tiempo.

Lo que hace única a la cebolla, y la diferencia de otras maneras de trabajarla como pueda ser la molida o en polvo, es precisamente el corte a la hora de triturarla. De esta forma, la cebolla granulada se presenta en forma de finas escamas que te envuelven con su sabor y olor. Se utiliza como sustituto de la cebolla fresca.

Propiedades de la cebolla granulada

Respecto a las propiedades de la cebolla granulada, estas son las mismas que las del vegetal fresco, ya que como se ha comentado anteriormente, se trata del mismo producto natural. Si destacamos sus beneficios:

  • Importante fuente de antioxidantes
  • Propiedades diuréticas
  • Ayuda a la tonificación
  • Es antianémica
  • Antiinfeccioso

Si observamos algunos de sus componentes clave, la cebolla granulada es rica en vitaminas C, E y algunas de las del grupo B. Por otro lado, también destaca por sus aportes minerales con calcio, fósforo, magnesio o postasio. 

¿Cómo usar la cebolla granulada?

La forma de uso de la cebolla granulada es bastante sencilla. Se puede usar tanto directamente deshidratada, espolvoreándolo sobre el plato para que le dé ese toque característico de la cebolla en cuanto a sabor y aroma, pero también un toque mucho más elegante que el del vegetal fresco. Su apariencia en forma de finas láminas lo hace un condimento atractivo y visual. Además, al estar seca, dará un toque algo más crujiente al plato.

Por otro lado, también se puede emplear la cebolla granulada hidratándola. Con un poco de humedad, este condimento se rehidrata fácilmente y se convierte en un condimento que le dará sabor y aroma a cualquier sopas, guisos, estofados, salsas... Si decidimos usarlo así, se deberá emplear durante la cocción para que absorba la humedad y se vuelva algo más blanda.

Respecto a la cantidad, no hay ninguna estipulada para el uso de cebolla granulada, debe emplearse al gusto de cada persona. Cabe añadir que no es aconsejable freír este condimento, ya que por sí sola conserva todas las propiedades, el aroma y el sabor de la cebolla.

¿Cómo conservar la cebolla granulada?

Para conservar la cebolla granulada, únicamente hace falta preservarla en un tarro cerrado, alejado de la luz del sol, de la humedad y del calor. Así, este vegetal deshidratado podrá conservarse durante mucho más tiempo. Cabe citar que se trata de un producto que se conversa muy bien durante mucho tiempo, siempre y cuando garanticemos que la cebolla estará seca. De ser así, podremos tenerlo en nuestra despensa durante aproximadamente año y medio sin que pierda ninguna de sus propiedades.

Productos Relacionados

Reviews (0)