Pimienta blanca

La pimienta blanca en grano es menos picante y más aromática que el resto de pimientas.

Es perfecta para todo tipo de platos, sobre todo para aquellos a los que se les quiere dar un toque suave y elegante, como pescados, cremas de verduras, quesos...

En ocasiones, la pimienta blanca también se utiliza con fines estéticos en salsas blancas o pastas, a las que además aporta un aroma especial.

1,25 € IVA incluido

Descripción

La pimienta blanca se obtiene a partir de un fruto que ha alcanzado ya su maduración completa y que posee un color rojizo, a diferencia de la pimienta negra y de la verde, que vienen de un fruto todavía inmaduro.

Después de recoger el fruto maduro, este se somete a un proceso de fermentación con agua, durante el cual el grano de pimienta perderá la piel para adquirir su característico color blanco, que terminará de alcanzarse cuando se deje a los granos de pimienta blanca secar al sol. Todo este proceso también será responsable su sabor peculiar, menos picante y más definido por sus toques aromáticos que el resto de pimientas.

Propiedades de la pimienta blanca en grano

Respecto a las propiedades de la pimienta blanca, esta destaca por presentar numerosos beneficios para nuestra salud:

  • Es diurética: reduce la retención de líquidos ya que estimula la sudoración, la micción y la eliminación de toxinas a través del sudor y de la orina.
  • Es digestiva: favorece las digestiones ligeras.
  • Tiiene efectos carminativos: disminuye en gran medida la aparición de gases, ayudando a su eliminación y combatiendo las flatulencias y la sensación de vientre hinchado.
  • Contiene elevados niveles de fibra: la pimienta blanca, gracias a esto, regula el tránsito intestinal y mejora los síntomas de estreñimiento.
  • Es una fuente importante de vitaminas y minerales: contiene vitaminas de los grupos A, B, C, D y K, y también es rica en calcio, potasio, yodo, zinc, magnesio y hierro. Por estos motivos, la pimienta blanca es beneficiosa para mejorar la salud de los huesos, así como para ayudar a la prevención de la anemia ferropénica.

¿Para qué se usa la pimienta blanca?

La pimienta blanca tiene un gran abanico de usos. Al tratarse de una especia suave, es apta para muchos paladares, que disfrutarán fácilmente de sus aromas y toques especiales.

Esta especia, por ejemplo, es ideal para ser utilizada en salsas como la clásica bechamel, así como en mayonesas caseras, o en cualquier otra salsa que esté preparada a base de nata o de queso. También encaja perfectamente en cremas, carnes de ave, patatas hervidas y encurtidos.

Por otro lado, sabemos que, a la hora de conseguir pimienta blanca, podemos hacerlo en grano o molida. Lo que debe ayudarnos a decidir entre una y otra es, simplemente, el plazo de tiempo en el que tenemos pensado utilizarla. En caso de que esta especia vaya a ser consumida de forma inmediata o, al menos, a corto plazo, se optará por la pimienta blanca molida. Sin embargo, si se ha optado por comprar pimienta blanca para almacenarla y disponer de ella más adelante, lo mejor será obtener esta especia en grano, con el objetivo de mantener su aroma y sabor intactos.

Recetas con pimienta blanca

Si queremos preparar una receta con pimienta blanca de forma sencilla, una de las mejores opciones es hacer una salsa para acompañar carnes, como por ejemplo solomillo o lomo.

Otra receta muy fácil es una crema de zanahoria o de calabaza, a la que le daremos un toque diferente con esta especia, y quedará riquísima. Si te gusta el sabor suave de esta pimienta, no dejes de probar el hervido de toda la vida a base de patata y judías añadiendo pimienta blanca a tu gusto. ¡Increíble!

Motivos para comprar pimienta blanca

Si estás pensando en comprar pimienta blanca debes saber que, a diferencia del resto de pimientas, es una especia mucho más suave, pero con toques y aromas increíbles igualmente. Su sabor menos picante hace de ella una opción perfecta para incorporar en infinidad de platos que se nos ocurran y conseguir reinventarlos.

Otra de las cosas que hay que saber a la hora de adquirir pimienta blanca, es que esta especia puede incorporarse en cualquier momento de la cocción o preparación de la receta, sin que pierda nada de su sabor, olor, ni de otras propiedades.

Todo esto hace de la pimienta blanca una especia imprescindible para tener en casa y poder disfrutar siempre que queramos de ella.

Productos Relacionados

Reviews (0)