¿Cuál es la planta de la cúrcuma?

Curcuma Longa es el nombre científico que recibe la planta de la cúrcuma. Esta especie vegetal ha llamado la atención del mundo no solo por el uso en la cocina de sus rizomas, sino también por los numerosos beneficios que proporcionan para la salud.

Perteneciente a la familia del jengibre, esta especie es nativa del sur de Asia. La parte que se utiliza con mayor frecuencia es el rizoma, que se seca y se muele para producir la conocida cúrcuma molida, especia que destaca por su color amarillo intenso. El componente activo principal responsable del color y de muchos de sus beneficios es la curcumina.

Descubre en este artículo todos los detalles de la planta de la cúrcuma, desde su origen hasta cómo reconocerla o sus cuidados necesarios.

 

Características de la planta de la cúrcuma

La cúrcuma es una planta perenne que pertenece a la familia del jengibre, Zingiberaceae. Su principal característica es su rizoma, un tallo subterráneo que almacena nutrientes y del cual se extrae la famosa especia de color amarillo.

Las hojas son largas y verdes, con una forma similar a la de los lirios, y las flores son de un tono blanco o rosa pálido. Esta planta puede alcanzar alturas de hasta un metro y se cultiva principalmente en climas tropicales y subtropicales.

 

Flor de la cúrcuma

La flor de la cúrcuma es una de las partes más vistosas de esta planta. De tonalidad blanca o rosa pálido, tiene una estructura alargada y cónica, dispuestas en espiral alrededor de la espiga central.

Con pétalos pequeños y estrechos, las flores de cúrcuma poseen una forma única y exótica. Aunque no son duraderas y tienden a marchitarse después de un tiempo, dan un toque muy visual a esta planta.

Planta y flor de la cúrcuma
Planta y flor de la cúrcuma

Origen

Originaria del sudeste asiático, la planta de la cúrcuma se cultiva principalmente en países como India, Indonesia, China y algunas regiones de África.

Su historia se remonta a la antigüedad, donde su raíz se utilizaba tanto como condimento en la cocina como para rituales religiosos.

 

Cuidados

La planta de la cúrcuma es relativamente fácil de cultivar, pero requiere ciertos cuidados para prosperar adecuadamente. Prefiere suelos bien drenados y ricos en materia orgánica.

El cultivo en macetas también es posible, lo que facilita su manejo en climas menos favorables. La planta necesita luz solar directa y temperaturas cálidas para crecer de manera óptima.

El riego regular es esencial, pero es importante evitar el encharcamiento, ya que los rizomas pueden pudrirse en suelos demasiado húmedos. Durante la temporada de crecimiento, se puede aplicar un fertilizante equilibrado para promover un desarrollo saludable.

 

Cultivo
Cultivo de estas plantas

 

¿Cómo reconocer la planta de cúrcuma?

Identificar la planta de la cúrcuma es bastante sencillo una vez que conoces sus características singular. Observa el follaje largo y verde que se asemeja a las hojas de lirio, así como las flores blancas o rosadas. Sin embargo, el rasgo más revelador es el rizoma subterráneo, que al romperse libera el vibrante color amarillo característico de la especia.

Imágenes de la planta de la cúrcuma

A continuación, se presentan algunas imágenes que ilustran la apariencia de esta planta, desde su follaje exuberante hasta sus flores delicadas y sus rizomas dorados.

Flores de cúrcuma
Flores de cúrcuma

 

Flores

 

Rizomas de la planta
Rizomas de la planta
Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?