¿Qué es el cardamomo blanco?

El cardamomo blanco es una especia cuyo origen es la planta Amomum Krervanh. Se trata de un fruto de color blanco y con una forma parecida a la del garbanzo que se utiliza como condimento en carnes, salsas o licores.

Hay quien denomina blanco al cardamomo verde, sobre todo, cuando son más blanquecinas las vainas. Esto es así por su enorme diferencia de tonalidad con el cardamomo negro. No obstante, no hay que confundirlo porque el cardamomo blanco es el que es. También se le llama cardamomo de Siam.

Esta sorprendente especia proviene de la zona del sureste asiático, destacando sobre todo en la cocina de Vietnam, Indonesia o Tailandia. En Occidente es difícil de encontrar en tiendas, ya que se trata de un producto muy exótico y que, en muchas ocasiones, su demanda es muy baja. No obstante, son destacables los usos que tiene y sus grandes cualidades para utilizar en la cocina.

A continuación te contamos algunas de las características de esta especia, que te sorprenderá por sus toques tan diferentes.

Características del cardamomo blanco

El cardamomo blanco, al igual que el verde y el negro, se utiliza principalmente con fines culinarios. Su sabor es parecido al del normal pero mucho más fino y con toques cítricos que el resto, aunque igual de agradable al gusto.

Respecto a su aroma, es algo menos cálido que el del verde aunque llama mucho la atención por lo característico que es.

Si hablamos de sus usos gastronómicos, el cardamomo blanco destaca por su utilización en carnes como la salchicha, pero también para la elaboración de bebidas y licores. También se emplea para condimentar y dar sabor a diferentes salsas.

Si tienes dudas entre utilizar el verde o blanco, nosotros siempre te recomendaremos el verde ya que es una apuesta segura. Si te gustan los sabores todavía más exóticos, no es una mala opción probar el cardamomo de Siam.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola 👋 ¿En qué podemos ayudarte?